difusa

Consejos para hacer “Luz difusa”.

Si buscas una luz uniforme, sin sombras, que ilumine por completo al sujeto, éste es el tipo de luz que debes de usar.

Con este tipo de luz, la transición entre luces y sombras es progresiva y sutil. Consigue transmitir ternura y dulzura, podríamos decir que es una luz “romántica”. La luz cae sobre los objetos de forma más difuminada lo que permite apreciar mejor los detalles.

Este tipo de luz, lo podemos lograr en diferentes situaciones, tanto con luz natural como artificial.

En cuanto a la la luz natural, en exteriores la podemos conseguir en las primeras y últimas horas de día, ya que le amanecer y el atardecer producen una luz más suave. En los días nublados, las nubes también trabajan como difusor de la luz.
En interiores, si la luz del sol incide directamente sobre la ventana, coloca delante una cortina blanca lisa o papel de seda para difuminar la luz y que quede más suave.

Si lo que vas a utilizar es luz artificial puedes contar con algunos recursos como: el flash de mano, pero no directamente sino hazlo rebotar sobre una paced o alguna superficie blanca para que no quede tan agresivo; ventanas de luz: y cajas de luz.

Como siempre, os animo a que probéis, en la fotografía hay ocasiones para todo, y hay que probar, descubrir y conocer todos los recursos de los que dispones.